A+ A A-

Congreso maya sin las voces de los altos dignatarios mayas

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Viernes, 05 Enero 2018 17:28
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 26

Un foro maya pero para academicos.
Recibido del autor 20 de noviembre.- Dignatarios mayas de Quintana Roo convocados al llamado Primer Congreso Maya organizado por el Instituto para el Desarrollo del Pueblo Maya y las Comunidades Indígenas del Estado de Quintana Roo (INMAYA) del gobierno de Quintana Roo, no pudieron expresar sus demandas pero su presencia tuvo el efecto previsto de “legitimar” un evento que fue político, como suele suceder.

Asimismo, los operadores del oficialismo demostraron en qué concepto tienen a los pueblos mayas y su espiritualidad al traer [y pagarle] a un sacerdote folclórico que trabaja para el turismo de Playa del Carmen.

“Celebrar el Primer Congreso Maya a modo fue grave porque los organizadores de inicio delataron el profundo desconocimiento del tema indígena.

Quedó claro que no quieren escuchar las expresiones genuinas de una propuesta y hasta de un reclamo social, y para eso lo diseñaron desde un enfoque grupal, con una perspectiva del partido que está en el poder.

De modo que no se escucharon las otras voces diferentes al oficialismo”, afirmaron representantes de organizaciones civiles, centros ceremoniales e intelectuales mayas de Quintana Roo, al término del evento organizado por INMAYA.

“Que no nos dividan los intereses ajenos, sabemos y detectamos a tiempo a los oportunistas, ya que sabemos que hasta entre nosotros existen, y que desde luego manipularon este evento, lo cual se notó incluso en la repartición de invitaciones.

En el caso mío me dan una invitación a una hora antes del evento: la idea y el mensaje fue muy claro, no querían que participemos”, denunciaron connotados líderes reconocidos en el tema indígena de la región, entrevistados vía telefónica por el periodista Bernardo Caamal Itzá.

“Con este primer Congreso se evidenció la falta de la voluntad política de Delta Amada Moo Arriaga, quien representa INMAYA, incluso al sustituir a los jmeen con un “sacerdote folclórico” que sólo es conocido en la Riviera Maya.

Esto muestra la gravedad, la poca seriedad con que nos toman en nuestro propio territorio, expresaron los inconformes quienes se negaron se publiquen sus nombres.

“Queríamos ser los partícipes directos en el foro, en donde entre todos discutamos en maya nuestros problemas y sus posibles soluciones de acuerdo con los tiempos que fijemos.

En donde el gobierno solo nos dé las facilidades, y los académicos solo participen como facilitadores, capturen y sistematicen las experiencias vertidas, y no sean los protagonistas.

Al final gran parte de ellos solo desean el espacio para méritos académicos, cuando nosotros queríamos un espacio de encuentro para la construcción de un proyecto que lidere el desarrollo local de nuestro pueblo” explican en un documento.

Suplantan a los jmenes mayas.
Incluso, líderes de la región, como Ponciano Martín Esquivel, Integrante del Consejero Nacional de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), reconoció que un día antes del evento, supo a través de amigos y de esto le preguntó a la Lic. Susana Valencia Moreno, delegada de la CDI.

Y ésta le dijo “tengo conocimiento de este Congreso solo por vía telefónica, es más nos quedamos con Delta en analizar el tema y hasta ahí. Ahora, no podré estar, tengo que ir a un evento importante en la ciudad de México”.

El Primer Encuentro Maya, que fue anunciado de un día para otro con bombo y platillo por diversos medios de comunicación oficialistas, tuvo lugar en el Instituto Tecnológico Superior de Felipe Carrillo Puerto el 16 pasado y fue organizado por el INMAYA.

“Entre lo que pensamos exponer destacan necesidades, como la rehabilitación de los centros ceremoniales y programas que promuevan los usos y costumbres, el cual es de interés para el desarrollo integral de nuestra cultura, como la participación de las parteras, médicos tradicionales, rezadores mayas, músicos de mayapax, entre otros”.

Representantes de centros ceremoniales como el de Chumpón señalaron que los organizadores del Primer Congreso Maya primero debieron consultar al pueblo maya antes de organizar eventos en su nombre, lo cual implica reconocer sus usos y costumbres.

Así como realizar todo bajo consenso y acuerdos entre todos los participantes “porque no vamos a un circo y tampoco somos los payasos, y creemos que el gobernador debe saber lo que hacen sus funcionarios”, resaltaron al ser entrevistados.

“No fue un Congreso que salió del pueblo maya, sino una iniciativa para validar las acciones de los organizadores en turno, en donde los ejes temáticos no respondieron a las necesidades locales”, denunciaron muy molestos los líderes mayas.

Otros señalaron: “Quedó claro que hace falta revisar la ley indígena que tiene más de 20 años que se elaboró en los tiempos del gobernador Mario Villanueva Madrid.

Hay muchos aspectos que necesitan mejorarse, como la figura de los jueces tradicionales y que las comunidades mayas no lo sienten suyos, que quienes los representen realmente sean del perfil que demandan las mismas comunidades y no surgidas de la propuesta oficial.

La ley indígena de Quintana Roo se elaboró después de acabar el movimiento continental de 1992 pero al final solo benefició a las instituciones, no a los pueblos originarios, y actualmente urge aclarar la participación real de los centros ceremoniales, pues finalmente su presencia testimonió lo que significa mantener viva la cultura maya en pleno siglo XX1.

Hace un año, el gobernador al ser nombrado Nojoch Sukum.
Las comunidades mayas y sus cinco centros ceremoniales conocen la historia de cada uno de sus centros, saben lo que significa tener una postura de acuerdo con sus usos y costumbres.

Sin embargo, el gobierno, al entrometerse en estas organizaciones mayas desde la década de los ochenta, al refundar uno de ellos [el de Carrillo Puerto], tratan de doblegar a los cuatro restantes.
Y en todo este tiempo ha habido unas maniobras de fragmentar, de romper el tejido social que une los centros ceremoniales con la región y de esa forma doblegar al movimiento maya.

Quienes han estado en el gobierno en los años setenta saben lo que significa la presencia de los generales mayas de Tixcacal Guardia, Tulum o del patrón de Chumpón para validar sus eventos oficiales.
El foro realizado en Carrillo Puerto solo mostró la radiografía de lo que significa el concepto de cultura indígena para INMAYA.

En un principio el Congreso hizo el exhorto a que le “dieran vida” a la ley indígena del Estado, y fue así que la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (SEDASI) implementó la estrategia para conformar el gran Consejo Maya.

En el cual intentó involucrar a todos los centros ceremoniales, y fue cuando los oficialistas intentaron “inventar cargos como el de Nojoch Sukum o el de Nojoch Kiik”, es decir el del Gran Hermano y el de la Gran Hermana, conceptos extravagantes que no tienen cabida en la organización maya.
(https://www.facebook.com/674293605949236/videos/vb.674293605949236/1684735914904995/?type=2&theater)

Arux Duende. www.facebook.
Este segundo caso demuestra la ignorancia de los operadores de cómo funcionan los centro ceremoniales pues en estos las mujeres participan de diferente manera.
En este caso se observó cómo los políticos violentaron los eventos comunitarios del centro ceremonial de Tixcacal, al llevar a algunas lideresas ajenas al territorio. Escenas de este tipo fue atestiguado con recelo de parte de las consortes de los participantes.

Repartición de cervezas por parte de Alfredo Caamal Huchim y su acompañante.

Ahora a unos cuantos meses que INMAYA reinició tácitamente su labor con los pueblos mayas, y con la organización de este primer congreso, solo aclaró la forma que intenta liderear el tema, fragmentarla más la endeble relación que hay con los jerarcas mayas.
“Nosotros solo observamos estos jaloneos en el interior del gobierno actual, y sabemos que los hermanos que asisten a sus eventos, saben de antemano que solo son usados para validar acciones de gobierno.

Pero las actuaciones tan burdas de las autoridades de INMAYA es de conocimiento de todos, aunque en el fondo sí nos afecta porque sus programas oficiales solo son para promover la división y el clientelismo, tal como ha sucedido después del evento de Chancah hace 20 años, compartieron.

“Sabemos que detrás de este Congreso a nombre de los abuelos, Delta Moo solo apuesta al cambio del magistrado indígena que depende del Tribunal, pero el detalle, es que todo se hace a espaldas de los involucrados, y su función en el INMAYA debe aclararse.

Por eso no estamos de acuerdo con estos ejercicios que realiza en nombre del pueblo maya, y hay gran inconformidad; aunque los generales como don Isabel Sulub Cima, en su calidad de presidente del Gran Consejo Maya y General del Centro Ceremonial de la Cruz Parlante en Felipe Carrillo Puerto, no perdió la oportunidad de compartir su sentir en su momento a la funcionaria estatal.

Para otros es de interés que el gobierno del Estado intente abonar su deuda histórica con los pueblos mayas, aunque para los otros mayas de la región, puntualizaron...
“No es extraño: son eventos a la vieja usanza de los partidos políticos, el dichoso instituto es una instancia política y nuevamente una agencia de empleo y empleadores o refugio de políticos. Cero atención a los pueblos indígenas, ya lo verán. Es una lástima” agregaron.

Sin embargo, en el desarrollo del evento se pudo observar que lo que debió ser un encuentro con la presentación de los miembros del Gran Consejo Maya, se convirtió en un evento político y de conferencias del interés académico.

De esta forma, el Primer Congreso Maya no cumplió las expectativas por las que fueron convocados los dignatarios mayas, sino que solo se limitó a un ciclo de conferencias basadas en temas de desarrollo rural, producción de miel, cosmovisión y lingüística maya, así como una serie de foros.

En el encuentro estuvieron el Oficial Mayor del Estado, Manuel Alamilla Ceballos; la titular del INMAYA, Delta Amada Moo Arriaga y el Diputado Local José Esquivel.

* Comunicador maya, premio internacional en comunicación Rural Atkins 2003 y becario de la Fundación Nuevo Periodismo.<>

 
La Vía Campesina llamó a combatir las causas estructurales del hambre y la pobreza. Entre ellos: los gobiernos y organismos internacionales deben garantizar la alimentación de todos los seres humanos, donde los alimentos no sean una mercancía.

Asegurar el acceso campesino e indígena a la tierra, el agua y las semillas nativas; implementar una reforma agraria integral, impedir el control privado y extranjero de los recursos naturales.

Garantizar la producción campesina e indígena de alimentos (proveyendo los recursos económicos y técnicos que aseguren la producción desde el sector), implementar programas de adquisición pública de alimentos en todos los niveles de gobierno.

Y recordaron un principio tan básico como olvidado por los gobiernos: “La alimentación no puede ser condicionada por las fuerzas del mercado”.

https://www.pagina12.com.ar/77108-lo-que-falta-es-el-acceso
www.territorios.com.ar
https://www.facebook.com/darioaranda.periodista <>

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook