Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,027,984

LAS PENURIAS DE ESTE TIEMPO

Hits:11188

LAS PENURIAS DE ESTE TIEMPO
Podríamos suponer que las penurias de este tiempo son la escasez de dinero para COMPRAR. Pareciera que el dinero es la fuente de las penas o la mayor alegría posible?será cierto. Veamos.

Personajes de la vida política, no solo de México, sino de todo el mundo. Personas que han llegado al pináculo del poder como presidentes, primeros ministros, reyes, dirigentes de partidos políticos o sociales, entre otros, han visto truncada su carrera, y si existe mucha corrupción en sus países, solo queda manchado su ?prestigio?, porque los han descubierto con tremendos cochupos, llevándose al bolsillo el dinero del pueblo.

Por ejemplo, en México, figuras como Enrique Peña, Felipe Calderón o Ernesto Zedillo, porque no vale la pena nombrar a otros que son peores, todos perdieron la oportunidad de pasar a la historia como PRESIDENTES de la nación, y solo han quedado en el basurero de la historia por su enfermiza necesidad de robar y robar, sin tener más necesidad. Son una cleptocracia adicta, enferma e indigna, que solo el sistema democrático del mercado-dinero, pudo ponerlos a su servicio en Los Pinos.

LAS PENURIAS DE ESTE TIEMPOPero también podemos hablar de personajes de la iniciativa privada, verdaderos y poderosos industriales y comerciantes que se convierten en delincuentes de cuello blanco, como el caso de Alonso Ancira dueño de Altos Hornos de México o Ricardo Salinas Pliego dueño de Elektra, Banco Azteca y TV Azteca. Personas que tienen muchos millones, en ocasiones cientos o miles, roban, despojan y defraudan, como una forma de vida. O mega empresas internacionales como Volkswagen que trató de engañar a sus clientes al alterar el registro de la contaminación de sus motores, y que decir de las empresas mineras que despojan, contaminan, asesinan, para obtener ilícitas ganancias. Empresarios que son despiadados e insensibles con sus trabajadores que los tienen con sueldos de hambre, con las mínimas prestaciones o sin ellas.
Será que la ambición del dinero es una enfermedad que deshumaniza a las personas. Será que esta necesidad compulsiva de hacer dinero y más dinero, sin importar las consecuencias les enferma el alma hasta volverlas DESALMADAS. Es decir, personas sin alma, sin sentimientos, sin conmiseración y empatía por los demás seres vivos y la naturaleza. O será que el sistema de valores y principios en las que se forman las personas en los países en donde la civilización Occidental ha llegado al fundamentalismo materialista, donde el consumismo, el comprismo y la presunción del poder y el dinero, es la razón de la existencia.
Porque la miseria es directamente proporcional a la ambición del dinero. Es decir, existen personas inmensamente ricas, pero que se sienten miserables, porque no tienen más de lo que poseen. Entre más deseamos tener somos más pobres, e inversamente, entre menos deseamos más tenemos. Sabe usted, amable lector, que eso se les enseña a los niños en su casa, con la tv y las nuevas tecnologías.
Como personas, familias o pueblos, entre más vacíos de valores y principios éticos, morales y espirituales, más se necesita llenar desesperadamente ese pozo sin fondo de la ignorancia, que succiona irremediablemente a la angustia de una vida vacía, oscura y desolada. Por el contrario, son justamente las culturas ancestrales, las más ricas en valores, tradiciones, usos y costumbres, que llenan los espacios materiales e inmateriales de la vida, de alegría, luz y armonía.

Oaxaca es la reserva espiritual de México, porque se guarda en el seno de sus 16 culturas ancestrales anahuacas, a través de sus tradiciones, fiestas, usos y costumbres, una herencia de sabiduría de vida, que ha sido creada y recreada por millones de personas a lo largo de miles de años de existencia. Esa sabiduría se conoce en lengua náhuatl, -la lengua franca del Anáhuac-, como Toltecáyotl, que se puede definir como ?el arte de vivir en equilibrio?. Conocimientos ancestrales que inician hace diez mil años en el Valle Sagrado de Tlacolula, cuando nuestros Viejos Abuelos empezaron a inventar el maíz, y que llega al vértice superior de conocimiento en la construcción y utilización del Tollan llamado en zapoteco Daany Beédxe (Monte Albán) o en náhuatl Tehuantepec, donde los sabios toltecas llegaron a descubrir las posibilidades inconmensurables de la conciencia y uso del cuerpo energético, para trascender la existencia.

Cuando un ser humano no sabe quién es él. Cuando no sabe de dónde viene. Cuando no sabe para qué vive. Cuando no tiene un proyecto abstracto de vida. Cuando no tiene conciencia de la oportunidad de trascender la existencia. Es cuando ese ser humano quiere TODO Y DE TODO Y SIN MEDIDA. Porque nada es suficiente cuando se está vacío y se ve condenado a vivir en la miseria existencial, aunque sea muy rico y poderoso.

En el sistema educativo del Mercado, en el que estudió usted y ahora sus hijos, no se educa para la vida, sino para el trabajo. No hay educación solo instrucción. No hay memoria histórica e identidad cultural ancestral. Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado.

Buscar