Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,375,134

EL VERDADERO PODER NO ES EL POLITICO

Hits:4945

Es muy común que todos opinemos sobre política. Nuestras “opiniones” generalmente están basadas en los grandes monopolios de la información o en nuestros amigos, a quienes creemos “más informados”.

 

Los grandes monopolios de la información, son uno de los negocios claves del poder económico. Controlados los medios, especialmente la televisión y las grandes agencias informativas, están “controladas” las “opiniones” de las grandes masas y de “los especialistas”.

 

El ciudadano común piensa que los políticos y los partidos, pueden decidir sobre los grandes asuntos de la nación. Eso, por supuesto que es falso. El mejor ejemplo es el del mismo Presidente Vicente Fox, que pensaba que al llegar a la presidencia “en 15 minutos resolvería grandes problemas”. Ahora se ha dado cuenta que él mismo no puede cambiar una inercia que se inició en 1521.

 

El pueblo piensa que el Presidente y el Gobernador pueden hacer “esto y aquello” y no saben que muchas veces ellos, son los que menos pueden hacer. Los políticos son simples empleados del poder económico.

 

Amable lector, piense usted en todos los “señores gobernadores de ayer”, hoy, no son nadie políticamente. Y estos gobernadores, siempre han tratado con aquellos que SIEMPRE han tenido el poder económico. Los presidentes y los gobernados pasan ...."ellos", siempre están presentes! 

Quién esta dictando la política económica?, es lo que nos debería importar. Los políticos sólo cumplen instrucciones, en sus manos está tan sólo el “cómo” hacerlo, ...el estilo tan sólo. Ellos no tienen un verdadero poder de decisión.

 

Mire usted. Recientemente una ONG intencional (Essential Actino) difundió un estudio que dice que las políticas de ajuste estructural impuestas por el Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (recortes del gasto público, privatizaciones y apertura a inversiones extranjeras depredadoras) han agravado la pobreza en el mundo.”

 

Recuerde como los últimos gobiernos priístas entraron en el frenesí privatizador y nos vendieron la idea que el gobierno era un pésimo y corrupto administrador y que las empresas paraestatales se tenían que entregar a la iniciativa privada. Los bancos se “regalaron” en tiempos de Salinas a sus amigos y Zedillo más tarde, los tuvo que “rescatar” y reestructúralos de los saqueos de los “inversionistas nacionales” y con dinero del erario (FOBAPROA), sanearlos para entregarlos “de nuevo regalados” a los inversionistas internacionales, (hoy el 92% de la banca está en manos extranjeras). Las privatizaciones han sido un fracaso y hemos quedado más pobres y más endeudados que antes.

 

Se dice que no existe dinero para crecer. Que el gobierno no tiene dinero para invertir en el desarrollo social y en la infraestructura que se requiere para impulsar el desarrollo económico. Sin embargo, somos la novena economía del mundo. Somos el segundo socio comercial de Estados Unidos, es decir los compradores numero 2 ¡del mundo! De los 100 hombres más ricos del mundo 13 son mexicanos y el más rico de Latinoamérica es mexicano. Somos los primeros abastecedores de petróleo de Estados Unidos. Somos cien millones de personas trabajadoras y vivimos en un país con muchos recursos naturales (que están siendo permanentemente depredados sin piedad). Qué pasa entonces?

 

En La Jornada (26-8-02) se publica: “Dos décadas después del estallamiento de la crisis de la deuda externa, que comenzó formalmente cuando el país declaró una moratoria de pagos en agosto de 1982, México ha pagado a sus acreedores ocho veces el saldo original del endeudamiento, mientras la transferencia de recursos por este concepto continúa pesando en la asignación de fondos públicos para el desarrollo”.... “Entre 1982 y 2000, últimos datos consolidados por el Banco Mundial, la deuda externa de México casi se triplicó al pasar de 57 mil millones de dólares a 157 mil millones de dólares. En ese periodo, el organismo internacional establece que el país rembolsó a sus acreedores 478 mil millones de dólares, cantidad que representa casi ocho veces el monto de la deuda externa del país en 1982.”

 

Amable lector, lo que hacen nuestros políticos es obedecer ciegamente a sus patrones. Ellos hacen que el gobierno primero pague los intereses de la deuda y con lo que sobre... sí pude, que crezca y se desarrolle, y como no se puede... piden más prestamos al extranjero, ¡el círculo vicioso perfecto! Los políticos nos han entregado, a usted y a mí, a los vampiros del capital financiero supranacional.

 

El indígena zapoteco Benito Juárez García, en peores condiciones de endeudamiento, dijo ¡NO! a los agiotistas internacionales y negoció dignamente el pago de la deuda, teniendo tres armadas extranjeras fondeadas en el puerto de Veracruz y el país amenazado de invasión militar.

 

De esa clase de mexicanos necesitamos hoy.

 

Nos engañan diciendo que la solución está en fulano o sutano, que tal o cual partido tiene la culpa. Los partidos políticos y los políticos sólo se están pelando el poder, para hacer sumisos, lo que les manden sus patrones.

 

Las vergonzosas alianzas entre PRI y PAN para aumentar el IVA, imponer el FOBAPROA, cambiar el artículo 82 de la Constitución Mexicana para que un hijo de extranjero sea presidente de la nación, para regalar los bancos o privatizar el patrimonio del pueblo y ahora privatizar la CFE, (cuando esta comprobado que en el mundo ha sido un grave error). La triple alianza de PAN-PRI-PRD para impedir en el Senado la aprobación de la Ley Indígena de la COCOPA. Las próximas alianzas entre PRI y PRD para las elecciones del 2003.

 

La POLITICA ECONOMICA impuesta por los “Mercaderes Internacionales” es “la madre de todas las desgracias”. En la política ya no existe política... sólo economía. Pagar sumisamente los leoninos intereses de la inmoral deuda externa y cumplir al pie de la letra, los dictados del FMI, el BM y la OMC, nos tiene en la miseria social. Más de la mitad de los mexicanos viven en la pobreza y 500 niños de recién nacidos a 5 años mueren DIARIAMENTE por enfermedades de la miseria (UNICEF).

 

México esta literalmente desangrándose por el contubernio de los “políticos nativos” y los amos internacionales del dinero. La solución a nuestros problemas no depende de los partidos políticos o de los políticos. Ellos ya se entregaron y sólo están luchando entre sí por ser el “brazo ejecutor” de los dictados del poder financiero supra nacional.

 

Somos un país rico en recursos naturales y de gente trabajadora. En 20 años les hemos pagado en intereses, 8 veces lo que les debíamos. Y dentro de otros veinte años, les habremos pagado otras tantas veces lo que hoy les debemos.

 

Estamos en la pobreza por la falta de nacionalismo, ética y moral de nuestros dirigentes. No hemos tenido a nadie que en verdad se preocupe de nuestro pueblo. No existe dinero en el gobierno y en nuestras casas, porque el dinero sale para pagar los intereses de una deuda impagable. Vivimos una nueva esclavitud, ahora financiera. Tanto ayer como hoy, lo que se necesita para acabar esta esclavitud es la EDUCACIÓN.

Buscar