Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,375,107

LA HISTORIA ANTIGUA DE LA HUMANIDAD FRENTE AL TERCER MILENIO

Hits:5999

La historia antigua de la humanidad representa un valioso legado que nos permitirá interpretar con mayor claridad los retos y desafíos que implica el inicio del tercer milenio.

 

Quienes somos los seres humanos, de donde venimos y hacia a donde nos dirigimos, como pueblos en particular y como humanidad en lo general. Elementos fundamentales para dimensionar la vida del ser humano y su estrecha vinculación a la tierra y al cosmos.

 

De la misma manera que sí un pueblo no conoce su historia, se ve condenado a repetirla; sí la humanidad no conoce su historia, se verá condenada a repetir sus errores.

 

Primero debemos situar al universo, después a la tierra y con ella al ser humano. Se supone que el universo tiene una antigüedad de 15 mil millones de años, la antigüedad de la tierra es de 5 mil millones de años y el ser humano tal como nos conocemos ahora, es de aproximadamente 40 mil años.

 

Dicho de otra manera: sí los 5 mil millones de años de vida de la tierra fueran un año, los seres humanos apareceríamos en ese año, el 31 de diciembre a las 23,59 horas. Es decir, un minuto antes de que finalizara el año. Lo que nos indica que los seres humanos somos apenas un instante en la vida de este maravilloso y espléndido ser vivo llamado La Tierra. Lo que resulta triste es que en este último siglo, la humanidad y en especial la civilización llamada Occidental (por su proyecto de desarrollo contaminante y depredador) esta poniendo en peligro de muerte al mismo planeta.

Las civilizaciones más antiguas en la tierra iniciaron la agricultura aproximadamente hace diez mil años. En efecto, Mesopotamia y Egipto fueron las dos más antiguas civilizaciones del mundo. Después les siguieron en antigüedad China, India, México y la Zona Andina que, iniciaron la agricultura aproximadamente hace ocho mil años.

 

Estas seis civilizaciones son la base más antigua de la sabiduría humana, ningún otro pueblo fue más antiguo que ellos y todos los demás recibieron "prestamos" culturales de estas seis civilizaciones llamadas "Madre" y todas ellas se caracterizan por tener un origen autónomo.

 

La llamada civilización Occidental, no tiene un origen autónomo, se conformó con las apropiaciones culturales que hicieron de las civilizaciones Egipcia, Mesopotamica, China e Hindú y después de las apropiaciones culturales que realizaron en México y el Perú fundamentalmente.

 

De esta manera la Historia de la Humanidad se puede entender como un largo proceso de humanización desde la invención de la agricultura hasta la caída de Constantinopla en el siglo XV. Y un pequeño período de 500 años de dominio de Occidente sobre el planeta (de 1492 a nuestros días). Las civilizaciones que se desarrollaron en el continente Euroasiáticoafricano; Egipto, Mesopotamia, China y India y por otra parte, las civilizaciones que se desarrollaron en el continente llamado por los europeos América y que fueron la civilización del Anáhuac y la civilización del Tihuantaisuyo, han quedado sujetas a lo dominación ideológica, política, económica y militar de los pueblos europeos.

 

Hasta el siglo XV, los pueblos europeos eran un puñado de pueblos salvajes e incultos que se mantenían permanentemente en guerras. Los mercaderes comerciaban las mercancías del lejano Oriente, porque Europa siempre había sido importadora y no productora.

 

De la invención de la agricultura en Egipto y Mesopotamia a la caída de Constantinopla pasaron nueve mil quinientos años, (8 mil a.C a 1453 d.C). En este inmenso período de tiempo, si tomamos en cuenta que la civilización más antigua tiene diez mil años de existencia; se formaron las bases del conocimiento y la sabiduría del continente Euroasiáticoafricano, logrando su desarrollo y más alto momento de esplendor, hasta su decadencia y caída. Es el caso de Egipto, Mesopotamia, China e India que para las primeras cinco centurias antes del nacimiento de Cristo, se encontraban en un momento de decadencia cultural. En esta decadencia surgen las culturas griega y romana, que tomarán los vestigios de sabiduría de las civilizaciones madres ahora en decadencia y empezarán a construir un sincretismo cultural y de conocimientos. Los grandes maestros griegos estudiaron en las escuelas herméticas que sobrevivieron a la decadencia de las civilizaciones madres. Platón y Sócrates estudiaron sobre los vestigios de las antiguas civilizaciones.

 

De esta manera nace la civilización Occidental, tomando prestamos culturales de las civilizaciones Madres y careciendo de un origen autónomo. El mundo grecolatino no fue más que un refrito de la sabiduría de las antiguas civilizaciones Madre.

 

En el siglo XV los europeos iniciaron un mayor contacto comercial con India y China, donde pudieron sustraer valiosos conocimientos que después aplicaron para la invasión y dominación del mundo, nos referimos a la brújula, la pólvora, aleación de metales y la ingeniería naval y de navegación.

 

Para 1453 cuando los turcos toman Constantinopla e impiden el paso de las caravanas comerciales de Europa al lejano Oriente, han pasado desde el inicio de las civilizaciones, aproximadamente nueve mil quinientos años de los diez mil que tiene la humanidad de existir.

 

Al cerrarse el paso comercial, los mercaderes europeos primero financiaron la búsqueda de nuevas rutas comerciales con el lejano Oriente y después alentaron y financiaron la exploración, invasión, colonización y explotación de todos los pueblos del mundo.

 

En los últimos quinientos años los pueblos salvajes de la guerrera Europa han impuesto un nuevo orden mundial. En estos cinco siglos han caído, poco a poco, los reinos, los imperios, los dioses, las iglesias y la mayoría de las ideas del mundo y la vida que por miles de años funcionaron para la humanidad y se ha impuesto el DINERO sobre cualquier otro valor humano. El "hombre económico" acabó al hombre social, espiritual, político o religioso.

 

La creación de este "NUEVO MUNDO", en el que Europa tiene la conducción ideológica, se sustenta en un orden económico en el cual la guerra, el comercio y el culto a la tecnología y a la materia, serán los medios para lograr sus objetivos.

 

Este nuevo Orden Mundial impuesto por Europa al mundo entero se ha encargado de que la humanidad entera pierda su memoria histórica. En efecto, actualmente se maneja inconscientemente que el origen de la civilización humana esta en la cultura grecolatina y existe una actitud de desvalorización y olvido hacia la historia de las milenarias civilizaciones Madre.

Europa se pone como centro palpitante de la historia de la humanidad y de alguna manera ha logrado que la humanidad en conjunto pierda su memoria histórica o que cuando menos ésta sea fragmentada. Es el caso, para nosotros, de la llamada historia prehispanica que tiene más de siete mil quinientos años de duración y que la mayoría de los mexicanos desconocemos o que cuanto más, nos han hecho creer que nuestro "glorioso pasado" se remonta a los aztecas, quienes fundaron Tenochtitlán apenas 196 años antes de la llegada de los conquistadores.

 

Cuáles son los peligros que corremos si desconocemos la historia y el desarrollo verdadero de la humanidad?. Es el proyecto guerrero, comerciante y de culto a la materia, el único y el más bondadoso que han podido generar los diversos pueblos de la tierra en estos diez mil años de existencia de la humanidad?. Han existido otras humanidades anteriores a la nuestra y estas han sido destruidas por su estupidez?. Existe un peligro real de extinción de la actual humanidad?.

 

Para el proyecto ideológica de Occidente no existe el pasado, sólo la "Modernidad", como un estadio permanente de existencia. Los europeos no miran hacia el pasado de la humanidad, sólo ven hacia el futuro de ellos mismos. Tal vez por ello los pueblos occidentales no aceptan la vejez.

Todos los pueblos de la humanidad, especialmente los que somos hijos de las civilizaciones más antiguas, de cara al nuevo milenio que se acerca silencioso y veloz. Debemos hacer una profunda reflexión sobre dónde estamos, de dónde venimos, para poder dilucidar hacia a donde vamos.

 

Se requiere "reconocer" nuestra antigua historia, "reinterpretarla" para poder allegarnos de la experiencia y la necesaria sabiduría para entender donde estamos y hacia a donde nos dirigimos como humanidad en el tercer milenio.

Buscar