Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,349,137

EL DINERO El alma y el arma de Satanás

Hits:644

EL DINERO
<br>El alma y el arma de Satanás
El Sistema Mundo moderno occidental materialista racista machista patriarcal, en el que vivimos, ha sido diseñado y creado por los dueños del dinero.

En efecto, los nuevos ?adoradores del Becerro de Oro?, se han hecho dueños, no solo del mundo material a través de la Reserva Federal, los mega Fondos de Inversión, los mega bancos, las mega empresas trasnacionales y los gobiernos de casi todo ?el mundo libre?, que funcionan como empleados de los dueños del dinero, pero lo más grave, es que se han adueñado del espíritu de los habitantes del planeta, que no tienen otro fin existencial que el de obtener dinero a cualquier precio.


En efecto, la parte abstracta del mundo y la vida, ya está en poder de los dueños del dinero. Ahora, todas las personas que pretenden vivir en la modernidad en todos los países, lo único que buscan lograr en su vida es hacer dinero. No tienen otro fin existencial. No entienden la vida sin dinero.


Las culturas populares de los pueblos del mundo se han debilitado o perdido, y con ellas, la razón de la vida se perdió. En efecto, en la cultura popular de cualquier pueblo se iban tramando a través del tiempo, los valores y las experiencias de vida, proyectos de vida que le daban significado real y concreto a la existencia.


Lo mismo en las religiones ancestrales de los pueblos, que enseñaban un camino, una forma de vida para encontrar en el día a día, la virtud humana de existir. Y en general, tanto las culturas populares como las religiones, no tenían nada que ver con el dinero. La existencia humana estaba dada en valores, tradiciones, usos y costumbres, en las que comprar no tenía nada que ver con la felicidad. Ésta se encontraba en las cosas simples del quehacer de las personas. Esto es importante de reflexionar.

En la medida que ha ido avanzando el progreso y la modernidad, las personas han dejado de hacer, con sus propias manos, los objetos de su mundo. La modernidad y el progreso implica la compra al contado o con abonos chiquitos, de todo cuanto el ser humano necesita para ser feliz y vivir en la comodidad plena y absoluta. A las personas la modernidad y el progreso las han hecho inútiles y cómodas.

EL DINERO
<br>El alma y el arma de Satanás       https://twitter.com/PalabrasdePepe/status/1558792152418754562?s=20&t=v0_DHnZYK4QjYbk5Cu8mCg




Todos los días salen al mercado nuevos productos para hacer más práctica, feliz y cómoda la vida. Por esto, la felicidad del ser humano moderno depende del tener dinero, frente a un nuevo sunami diario para comprar más y más cosas para ser feliz.


Sin embargo, esto es algo muy nuevo, aunque usted no me lo pueda creer, amable lector. En efecto, el hecho de que las personas usen el dinero y más recientemente las tarjetas de crédito y débito, es algo muy reciente. Hace cien años, difícilmente el común de las personas llevaba dinero consigo. En parte, porque no existía una red de comercio tan extendida, desde pequeños estanquillos hasta grandes tiendas de autoservicio. No existía la cantidad de productos chatarra, desde bebidas azucaradas embotelladas, dulces y galletas, hasta miles de productos inservibles pero llamativos por sus empaques.


Hace cien años las personas salían a las calles sin dinero, porque para vivir, no era indispensable. Hoy, por el contrario. No puede salir a la calle, sin al menos su tarjeta de crédito. Lo más vergonzoso en las sociedades modernas es confesar, públicamente, que no tiene uno el dinero suficiente para comprar.


Las personas modernas carecen de un proyecto abstracto de vida. Todo para ellos, es un listado de cosas por comprar para ser feliz, para estar bien. Sus proyectos de vida tienen que ver con sus estados de cuenta, con el buró bancario y con las deudas por pagar. Personas multimillonarias que tienen todo el dinero, que no se lo pueden terminar en varias generaciones, aunque no trabajen, esas personas, lo que hacen todos los días, es trabajar para hacer MÁS DINERO.

Pareciera que la gente no sabe hacer otra cosa que tratar de hacer dinero en cantidades fantásticas para poder ser feliz. Las personas nunca se cuestionan cuánto es suficiente para poder satisfacer sus necesidades básicas de existencia material y dedicarse al desarrollo espiritual. Desde el multimillonario hasta el trabajador más humilde. La gente trabaja para hacer dinero, no trabaja para satisfacer sus necesidades indispensables. La gente no trabaja para ser feliz en lo que hace. Siempre debe existir el factor económico, una ganancia material.


Esta es la razón por la cual afirmamos que los adoradores del Becerro de Oro, se han apoderado de los seres humanos. La gente no analiza lo que necesita, sino lo que quiere-desea comprar, aunque al comprarlo pierde interés el objeto deseado, y se pasa a otro objeto, no tenido, con la esperanza de encontrar la felicidad en su compra.


El punto de esta entrega, amable lector, es meditar, el por qué, los políticos y los grandes empresarios son tan corruptos y deshumanizados. Cómo es posible que se propongan hacer dinero de manera tan desquiciada, sin importarle en lo más mínimo el sufrimiento de las personas y la destrucción de la naturaleza. Las cantidades inmensas de dinero que nunca podrán gastar, que, enloquecidamente siguen robando y explotando.


El deseo desmedido del dinero los corrompe y les destruye la vida, les destruye el alma, por eso es que se convierten en seres desalmados haciendo actos desalmados. Por hoy, déjeme que me refiera a los políticos, pero son lo mismo los poderosos empresarios.


En todo el mundo, los políticos, desde presidentes o primeros ministros están siendo llevados a la justicia por corruptos. No solo en países bananeros, sino comenzando con las grandes potencias, tanto en E.U., Francia o Israel, algunas de sus grandes autoridades están en la cárcel o en los tribunales. A la pérdida de la conciencia espiritual de la existencia, el desplome de estos personajes es estrepitoso, su vacío existencial es un pantano de desolación y amargura. Lo grave es que estos desalmados tienen bajo su responsabilidad el destino y bienestar de los pueblos.

A los seres humanos los adoradores del Becerro de Oro, los ponen a luchar a unos contra otros, la avaricia los desfonda y se venden a cualquiera por dinero, sean diputados, senadores, secretarios o presidentes. El verdadero origen del poder político es el dinero. La democracia que vive el mundo libre y moderno, fue diseñada y creada por los dueños del dinero. La vida política, los partidos políticos y los políticos existen a los flujos del dinero, sin dinero, no existirían.


El dinero es el anzuelo que muerden todos ellos, y, al mismo tiempo, es el poder que ejercen? ¡los dueños del dinero!

Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado. www.toltecayotl.org

https://twitter.com/PalabrasdePepe/status/1558792152418754562?s=20&t=v0_DHnZYK4QjYbk5Cu8mCg

Buscar