A+ A A-

Diez argumentos que ponen en duda que los mexicas hayan realizado sacrificios humanos


por Oscar Ramírez
febrero 4, 2016.

Hoy en día se debate más que nunca la veracidad de los sacrificios humanos y, en muchas ocasiones, se ha descubierto que las historias contadas por los europeos no son más que leyendas, creadas para justificar los actos de barbarie que cometieron en el continente americano para obtener el oro y las riquezas que tanto anhelaban.
El mito de los sacerdotes que arrancaban con una mano el corazón de un sacrificado parece de pronto una historia manipuladora, en la que los españoles fueron los misericordes y valientes héroes que “civilizaron” a los pueblos nativos. Existen múltiples pruebas para demostrar que existieron y también para demostrar que no existieron.


Además de los códices mexicas, sobre los que me explayaré más abajo, las pruebas para concluir que hubo sacrificios humanos se basan mayormente en el estudio forense de los restos óseos encontrados. Las marcas dejadas por las cuchillas denotan cortes precisos y firmes para lograr la decapitación, la extracción del miocardio, el desollamiento, el desmembramiento, la separación muscular y la extracción de tejidos blandos. Por ello, la antropología ha concluido que se no trató de asesinatos ni de accidentes, sino de cortes bien planificados y hechos con mucha pericia y calma. Esto, con los relatos previos de los españoles, ayuda a “cerrar” la teoría de los sacrificios humanos.

También se han estudiado los tzompantli, o hileras de cráneos, como el encontrado en el Templo Mayor, cuyo significado en la cultura mexica aún no se sabe con certeza. Se descubrió que esos cráneos (desollados antes de ser exhibidos), provenían de cuerpos que habían sido decapitados.

Sin embargo, a continuación te presento algunos argumentos que te harán dudar de la práctica de sacrificios humanos entre los mexicas.

1. Durante toda la época de la conquista europea en América, hay solamente un testimonio que da cuenta de haber visto a un grupo de aztecas practicando un ritual de sacrificio humano. Él dice que lo vio desde una distancia de cinco kilómetros y sin telescopio. Este testigo es Bernal Díaz del Castillo, soldado de Hernán Cortés (“La verdadera historia de la conquista de la Nueva España”, de Bernal Díaz del Castillo).

2. Muchos arqueólogos e historiadores de nuestro tiempo insisten en que existían rituales de sacrificios humanos basados en las “evidencias arqueológicas de origen indígena”. Estas “evidencias” nunca son escritas, siempre dibujadas. Estos dibujos probablemente son simbólicos o metafóricos. Códice Magliabechiano

3. Los historiadores Pablo Moctezuma Barragán (en “Moctezuma y el Anahuac”) y María del Carmen Nieva López (en “Mexikayotl”), muestran argumentos firmes que invalidan la posibilidad de que hubiera rituales de sacrificios humanos y canibalismo en las naciones precolombinas en América. A continuación, resumo para ustedes algunos argumentos del libro “Moctezuma y el Anahuac”.

4. Después de la batalla que se llamó “La noche triste”, los españoles sitiaron la ciudad de Tenochtitlan durante un año, y narran que los mexicas morían de hambre. Si eran caníbales, ¿por qué no se comieron a los extranjeros que tenían presos? Sacrificio del joven que representaba a Tezcatlipoca en la fiesta de la veintena de ‘toxcatl’, Códice Florentino, vol. I, lib. 2, fol. 30r.

5. El Fraile Bartolomé de las Casas en una de sus cartas dice: “Ya recorrimos desde Tenochtitlan hasta la tierra de los Mayas y no hemos visto ningún sacrificio humano. Cuando le preguntamos a la gente sobre los sacrificios, no saben de qué estamos hablando”.
 
6. ¿Podría alguien abrir el tórax de un ser humano con una piedra de pedernal? Si hoy sabemos que se necesitan sierras eléctricas para realizar operaciones del corazón, el cual está muy bien protegido por la caja torácica.
 
7. Los amoxtlis (códices) están escritos con ideogramas (íconos) en los que existe un lenguaje propio de cada región. Así, en los códices se muestran sacerdotes que tienen en su mano una piedra de pedernal que significa “ajusticiamiento”, es decir, que se está haciendo justicia ya que, para la nación mexica, el ser humano piensa con el corazón. En la idiomas Nautilos no se dicen “yo pienso que…” sino “Yo siento que…”, y es por esto que un ícono en donde aparece un sacerdote sacando un corazón puede no significar un sacrificio humano, sino que tal vez le esté pidiendo a la junta de los viejos (tlahtocan) que se haga justicia a favor o en contra de alguien.
De “Historia Ilustrada de España”, vol. 4.: Monarquía e Imperio, siglos XV-XVI. Ed. Juan Reglá Campistol. Barcelona: Debate, 1997. p. 120.

8. Cuando los españoles empezaron la conquista de América, ya tenían la experiencia de África y de los judíos, y hay que recordar que el hecho de decir que los judíos sacrificaban niños y que los africanos eran caníbales justificó el genocidio y el robo de esos pueblos.
 
9. En una de las cartas de relación que escribe Cortés al rey Carlos V, se dice: “…Desde que yo, Hernán Cortés, estoy al frente de la Nueva España, ya no existen los sacrificios humanos. ¿De un día para otro podría desaparecer una costumbre, que según los conquistadores, se daba en cantidades enormes en todo el Anáhuac?

10. Hernán Cortés, el origen de esta leyenda, no era una fuente muy fiable. En varias cartas de relación al rey, dice Cortés que en la nueva España había caballos antes de la llegada del hombre europeo. Un hecho que hasta hoy no tiene ningún fundamento arqueológico.
Como siempre, estimado lector, tú tienes la mejor opinión, y mucho mejor que tomar una postura cerrada en cuanto al tema, es investigar por cuenta propia para así tener un criterio más específico sobre este debate.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

ToltecáyotlTV

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook