Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,353,882

TENAMAZTLE, EL REBELDE CAXCÁN

Hits:16165

TENAMAZTLE, EL REBELDE CAXCÁN


Tenamaxtli fue un guerrero amerindio del pueblo originario caxcán y nació por el año 1520, siendo hijo del señor gobernante de su natal pueblo de Nochistlán, hoy Zacatecas, pueblo de la etnia caxcán al igual que los hoy nayaritas Ahuacatlán y Jala.

Siendo Tenamaxtli muy joven y tras constantes abusos de autoridad por parte de algunos encomenderos españoles realizados a finales de 1540, una respuesta violenta por parte de los amerindios coanos y coras de Huaynamota y Huazamota -en los hoy Nayarit y Durango- provocó que, al lado del jefe Corinca, del pueblo nayarita de Taxicaringa, Tenamaxtli fuese uno de los principales líderes de una rebelión generalizada, conocida como la ?Guerra del Mixtón?, ocurrida durante los años 1541 y 1542 en el amplio territorio donde colindan los hoy estados de Nayarit, Jalisco y Zacatecas.

Así, ante la gravedad de este levantamiento, a finales de 1541 el virrey Antonio de Mendoza llegó a Nueva Galicia con un contingente de aliados tlaxcaltecas, huejotzincas, cuauhquechultecas, mexicas, xilotepecas, acolhuas, chalcas y purépechas, que, reuniendo un ejército de cincuenta mil efectivos, derrotaron a los caxcanes en el ?hoy zacatecano- peñol del Mixtón.

Más, de tal derrota militar Tenamaxtli se pudo escapar con un número reducido de sobrevivientes hacia la actual sierra de La Yesca (Nayarit); al tiempo que el virrey prosiguió hasta la toma final del peñol de Xala, hoy en el Nayarit, para desde Ahuacatlán ordenar la fundación de la actual Guadalajara e iniciar el retorno a la Ciudad de México, fundando a su paso también a Valladolid, Michoacán: la actual Morelia.

TENAMAZTLE, EL REBELDE CAXCÁN



Enseguida, amerindio coano del actual La Yesca, Tenamaxtli se unió a las tropas del jefe Chapuli para continuar una guerra de guerrillas por más de nueve años, hasta que, en 1551, Chapuli murió y Tenamaxtli fue convencido por el primer Obispo de Compostela, don Pedro Gómez Malaver, para deponer las armas.

Así, el obispo de Compostela escribió, con fecha 7 de marzo de 1551, al Emperador Carlos I de España y V de Alemania, querellándose, por una parte, del obispo de Michoacán, don Vasco de Quiroga, por estar empeñado en lograr que no se mudara de Compostela a Guadalajara la sede episcopal de la Nueva Galicia, pero dándole además cuenta de los logros alcanzados en su propia jurisdicción eclesiástica sobre el actual La Yesca, Nayarit, señalando que: ?Hemos reducido al servicio de Vuestra Majestad y a nuestra religión cristiana a don Francisco de Tenamaztle con otros caciques e principales hasta ciento y setenta personas de las que andan alzados y se habían rebelados y este indio es el más estimado capitán entre estas gentes y el principal caudillo de la rebelión y levantamiento pasado, al cual la fuerza española no pudo sujetar ni traer de paz en diez años hasta que Dios ha sido servido que a nuestro ruego y exhortación, cuando había más necesidad y la tierra estaba más alterada, con cuya venida confío que las banderas de Jesucristo pasarán más adelante y con el favor y merced de Vuestra Majestad?, es decir, que tras bautizarlo para la fé católica y darle por nuevo nombre el de ?Francisco Tenamaztle?.

Así pues, tras el interés real causado por el caso, el obispo compostelano y el ex guerrillero caxcán viajaron a la Ciudad de México donde Malaver murió repentinamente, el 28 de diciembre de 1551, dejando sin amparo eclesiástico a Francisco Tenamaztle, pero ya a disposición legal del nuevo virrey don Luis de Velasco.

De esta forma, el 12 de agosto de 1552 se determinó que Francisco Tenamaztle había sido ?el principal capitán del alzamiento de la Nueva Galicia?, siendo deportado a España, vía Veracruz y Sevilla, hacia nuestra capital imperial Valladolid, en Castilla. Ahí quedó como prisionero para ser juzgado por el Consejo de Indias.

Recluido entonces en un convento dominico, entre 1554 y 1555 Francisco Tenamaztle conoció a fray Bartolomé de las Casas, luego Obispo de Chiapas, quien le acompañó legalmente para que el 1 de julio de 1555 firmase el documento conocido como "Lo que suplica don Francisco y relación que hace de agravios", dirigido tanto a nuestro ya referido Emperador como al Consejo de Indias, y destacándose en éste su ya inmortal frase "LA SERVIDUMBRE IMPUESTA A QUIENES SON GENTE LIBRE ES CONTRARIA A TODA NATURAL JUSTICIA", este documento inicia con la alocución: ?Don Francisco Tenamaztle, cacique o tatoan de la provincia de Nuchistlán y Xalisco, beso pies y manos de Vuestra Alteza y parezco ante este Real Consejo de las Indias en la mejor forma y manera que de derecho puedo y pidiendo justicia??; con lo que, al referirse en tal texto también al hoy Xalisco, Nayarit, en realidad buscó hablar en nombre de las dos porciones conformantes del Reino de la Nueva Galicia: la oriental ?Nochistlán- y la occidental ?Xalisco-.

Más, aunque aun se desconoce el desenlace último de este proceso legal y de lo que sucedió finalmente con Francisco Tenamaztle (incluso si murió en España o sí regresó a América), debido a que sus pensamientos expresados tienen gran similitud con los enunciados que la Asamblea Constituyente francesa proclamó en su "Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano" en 1789, así como con la "Declaración universal de los derechos humanos" emitida por la Organización de las Naciones Unidas en 1948; historiadores modernos como el recién fallecido Miguel León Portilla han considerado a Francisco Tenamaztle como un precursor de los derechos humanos,

Hoy, si la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del estado de Zacatecas ya le rindió homenaje desde el 10 de diciembre de 2008, reiterándole este reconocimiento, aun restan por hacerlo -al menos- también las de sus vecinos Nayarit y Jalisco, máxime hoy que la nayarita está presidida por un integrante del pueblo originario huichol.

Única imagen histórica de este personaje, en el Códice Telleriano-Remensis del año 1541/1542, justo en su parte inferior se representa a Nochistlán, rodeada por un río y con el glifo de un nopal con tunas (nochiztli) y, sobre su montículo, solo, desnudo, y con el arco y la flecha que forman parte del hoy escudo de armas del Estado de Nayarit, Francisco Tenamaztle se enfrenta con fiereza al poder colonial.

Buscar