Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,361,096

CON TODO RESPETO SEÑOR PRESIDENTE

Hits:878

CON TODO RESPETO SEÑOR PRESIDENTE
Muy seguido, en las mañaneras, el presidente, pone a los pueblos y culturas de Oaxaca como ejemplo. Lo cierto, es que ningún presidente y menos un gobernador de Oaxaca, ha visitado los 570 municipios como lo ha hecho AMLO. Nadie puede negar el acercamiento que tiene con ?los ciudadanos? de a pie de este país.

El presidente siempre pone de ejemplo la organización comunitaria, los valores éticos y morales de las personas de las comunidades oaxaqueñas, la voluntad y conciencia de servir al bien común, el respeto a las autoridades, la honradez y eficiencia en los trabajos para mejorar la vida en los pueblos, la baja incidencia de delitos y los casi nulos delitos de sangre. Y esto es verdad, y no es que ?se lo hayan contado?, personalmente, -y no como presidente-, sino durante muchos años como opositor, visitó estas comunidades apartadas, el vio y comprobó cómo viven la mayoría de las comunidades que mantienen las milenarias tradiciones y costumbres.

Sin embargo, como él dice, ?con todo respeto?, nos atrevemos a decir que AMLO todavía no conoce ?al Oaxaca profundo?, como lo llamaría el Dr. Guillermo Bonfil Batalla. En efecto, suponemos que el presidente, gran conocedor de la historia de México, no conoce la historia y filosofía de la Civilización del Anáhuac.

Tal parce que para AMLO y la 4T, México inicia en 1824, por lo cual apenas tiene 198 años de vida. Sin embargo, el presiente, como mucho otros ciudadanos, aparentemente no tienen noción de la trascendencia, profundidad, valor y grandeza de una de las seis civilizaciones más antiguas y con origen autónomo del planeta y lo que esto significa para la nación.

Cuando él dice que en Oaxaca existen ?muchas civilizaciones?, es claro que confunde la civilización del Anáhuac, con las 16 culturas hijas de esta civilización. En este país, solo existe una sola civilización, que inició la invención del maíz, la milpa y la domesticación de la calabaza, el chile, los frijoles y los variados quelites, hace aproximadamente diez mil años, con lo cual dejaron la prehistoria y comienza una vida civilizada.

En efecto, en el Valle de Tlacolula, Oaxaca, se han encontrado en las cuevas de Guilá Naquitz, semillas fosilizadas que científicamente nos dan cuenta de este proceso. México es uno de los cinco países con mayor biodiversidad del planeta y Oaxaca el estado con mayor biodiversidad, lo que hace del estado, no solo es ?una casa antigua de la humanidad?, sino es muy especial, porque en su territorio existe la mayor diversidad biológica y cultural del país y se mantiene viva la milenaria civilización.

CON TODO RESPETO SEÑOR PRESIDENTE




El presidente todavía no ha descubierto la grandeza e importancia de la civilización Madre, tan antigua como la de China o India, pero negada desde la invasión europea, pero, muy especialmente, en la conformación de este país desde 1824. En efecto, las elites de extranjeros avecindados por generaciones, que han usufructuado el poder, sean conservadores o liberales, prianistas o morenistas, han creado una permanente política de exclusión, desaparición y negación de la civilización del Anáhuac. Para ellos solo existe México y los mexicas y su gran Tenochtitlan.

Para AMLO la historia de este país, se circunscribe solo las luchas fratricidas entre conservadores y liberales por el poder en los siglos XIX y XX. No conoce la milenaria historia de la civilización Madre y cuando menciona a los olmecas o mayas, los llama ?civilizaciones?. Y no se puede entender al pueblo y a la nación, sin la MATRIA, sin la civilización Madre de más de 3500 años de experiencia civilizadora. Esa es nuestra raíz, nuestra esencia, la génesis de lo que somos. Nuestro rostro propio y nuestro corazón verdadero?. El poder y los poderosos no pueden seguir negando al pueblo-pueblo.

Los valores y principios, éticos y morales que AMLO ha detectado en las comunidades de Oaxaca, no llegaron con los españoles. Las formas de organización comunitaria que ha conocido en la geografía oaxaqueña, -y que lo han asombrado-, tienen fácilmente cuatro milenios funcionando. Esta organización ayudó a construir Monte Albán, a sobrevivir en la Colonia y a resistir el abuso y la exclusión de los gobiernos criollos del Estado mexicano.

Han sido la creación y evolución de una civilización que creó la democracia representativa más antigua y en funciones de la humanidad. Lo que el presidente ve en las comunidades de Oaxaca, es la permanencia de la llamada democracia tolteca, uno de los muchos productos de la Toltecáyotl. La responsabilidad comunitaria por el bien común y el servicio al pueblo, viene de miles de años de vivir en Toltecayotl. Viene de tener el sistema más antiguo de educación del planeta, en donde por siglos, todos los niños tenían que ir a la escuela. Debemos de saber que nuestros antepasados no utilizaron el dinero, la propiedad privada, no inventaron armas, pero si inventaron el cero matemático antes que los egipcios, inventaron la primera calculadora del mundo, el calendario más exacto de la humanidad, que solo necesita de un día para ajustarse en un periodo de ocho mil trecientos veinte años.

En los 570 municipios de Oaxaca, en 417 se utiliza el llamado despectivamente por la cultura dominante, ?sistema de usos y costumbres?, en ellos no hay partidos políticos, ni políticos, ni elecciones. Cada mes se lleva acabo una Asamblea en donde todo el pueblo analiza los problemas y los desafíos, en donde todos votan a mano alzada, y las autoridades, ?mandan obedeciendo? las decisiones de la Asamblea. Desde jóvenes dan ?su servicio? al pueblo sin cobrar. Durante toda su vida sirviendo, el pueblo los conoce y cuando hay que elegir autoridades, el pueblo elige muy bien a sus ciudadanos.

Cuando el presidente se refiere con admiración a las formas tradicionales de las comunidades oaxaqueñas, queda solo en la superficie, como algo folclórico y pintoresco, negando la posibilidad de dimensionar la grandeza y el potencial de nuestra civilización Madre, para la construcción de un país justo y democrático. En el subconsciente sigue vivas las ideas retrogradas de que ?los indos no piensan, son tontos y primitivos?, que hay que civilizarlos y modernizarlos.

El pueblo de Oaxaca no es especial, solo que es más consciente de su patrimonio cultural y lo usa en su cotidianidad comunitaria y familiar. Pero en todos los habitantes del país, la herencia ancestral está latente, lo que ha faltado es la concientización a través de las instituciones de este portentoso legado cultural. Un ejemplo de esta sabiduría ancestral que está latente en todo el pueblo se ha visto en los terremotos que hemos sufrido, en donde los valores y principios ancestrales de solidaridad y fraternidad, han sido los que han salvado la vida de muchas personas.

Con todo respeto, señor presidente, se requiere una decidida acción descolonizadora a todos los niveles del Estado, para que el pueblo recupere su memoria histórica y su identidad cultural ancestral y volvamos a vivir en la Plenitud Armónica que caracterizó el periodo de esplendor de la civilización del Anáhuac. Educayotl AC. ?Educar para el futuro con la sabiduría del pasado?.

Buscar